top of page
  • Foto del escritorRegenerativa

TIPOS DE CIUDADES en la Transición Energética

Las ciudades conectadas:

Están formadas por grandes poblaciones concentradas. Algunos ejemplos que entran dentro de esta clasificación son París, Londres y Tokio. La alta densidad de estos entornos urbanos significa que los usos comerciales y no comerciales están cerca uno del otro y hay un espacio disponible limitado para producir energía renovable. Estas ciudades ya cuentan con una gran cantidad de vehículos eléctricos y la gente está acostumbrada a los servicios digitales. También cuentan con objetivos de emisiones avanzados.


Londres

Las ciudades de libre mercado:

Están formadas por grandes poblaciones que están geográficamente aisladas. Piense en Singapur, Bangalore y Los Ángeles como ejemplos. Tienen el uso de suelo más mixto de todos los tipos de ciudades. Las normas de planificación urbana permiten que existan bloques comerciales y no comerciales cerca unos de otros en estas ciudades. En estos paisajes urbanos, la energía renovable está disponible y hay mucho espacio alrededor de la ciudad. Si bien los vehículos eléctricos son pocos, existen altos niveles de digitalización e innovación en los mercados eléctricos.


Singapur

Las ciudades escalables:

Son lugares grandes y dispersos con poblaciones en crecimiento. Buenos Aires, Johannesburgo y Nairobi son algunos ejemplos destacados. El potencial de generación y almacenamiento de energía renovable es alto y hay una gran cantidad de terreno disponible alrededor de la ciudad. El número de vehículos eléctricos es moderado y hay poca innovación en los mercados minoristas, es decir, la venta de electricidad por parte de proveedores directamente a los consumidores.


Nairobi

Las ciudades distribuidas:

Son lugares con densidad moderada en toda la ciudad. Los ejemplos incluyen Estocolmo, Vancouver, Medellín y Ámsterdam. Existe un amplio potencial de generación y almacenamiento de energía renovable en los alrededores de las ciudades. La adopción de vehículos eléctricos es la más alta entre todos los tipos de ciudades y la innovación en las tarifas minoristas es alta.

Medellín

Las ciudades disponibles:

Son lugares dispersos que rodean un pequeño núcleo urbano denso. Ciudades como Nantes, Valencia, Manchester y Sydney son algunos ejemplos. Se trata de espacios urbanos con abundantes recursos y suelo disponible. Hay mucho espacio comercial en relación con su tamaño. El número de vehículos eléctricos y de habilidades digitales disponibles es moderado. En particular, las ciudades disponibles tienen la mayor innovación en tarifas minoristas.


Sydney

Métrica

Ahora que hemos discutido los diferentes tipos de ciudad, ¿cómo podemos saber qué tipo de ciudad es un entorno urbano? Ahí es donde entran en juego las métricas. Pueden proporcionar información sobre las características de la ciudad y ayudar a adaptar la política energética. Las siguientes métricas que analizaremos se pueden utilizar para informar acciones de transición energética y crear sistemas energéticos en ciudades preparadas para el futuro.

En primer lugar, las métricas demográficas:

Proporcionan una idea del tamaño y la densidad generales de un lugar. Esto puede incluir información sobre la población total de la ciudad, la superficie terrestre, el número de bloques residenciales y la superficie comercial.

Las métricas de descarbonización:

Cubren cuánta electricidad se genera a partir de energías renovables y qué porcentaje de los sistemas de calefacción, refrigeración y transporte de la ciudad están electrificados. Algunas fuentes clave de datos son el porcentaje de electricidad ya generada por energías renovables, la planificación actual para la generación y almacenamiento de energías renovables y la demanda total de electricidad en la ciudad.

Las métricas de flexibilidad urbana:

Les muestran cuánto potencial existe para la generación y el almacenamiento de energías renovables locales en la ciudad y sus alrededores. También pueden revelar la combinación y proximidad de diferentes usos del suelo y lo que esto significa para la demanda de energía. Medidas útiles pueden ser la concentración de diferentes usos del suelo, la cantidad de espacio abierto y el terreno disponible y la superficie de techo para paneles solares.

Por último, las métricas de flexibilidad del consumidor:

Se pueden utilizar para explorar cómo una ciudad se beneficia de la digitalización y la reforma del mercado eléctrico, ya que estos factores influyen en la demanda de energía.



Algunos indicadores podrían incluir el número de vehículos eléctricos, la innovación actual en las tarifas energéticas, el cambio histórico en la demanda de energía y la actitud de la población ante el cambio climático y las cuestiones “verdes”.




Celular: 942-367-037



Regenerativa

Regenerando el mundo contigo

Servicios de Ingeniería y eficiencia energética de alto desempeño

Comments


bottom of page