top of page
  • Foto del escritorRegenerativa

Resumen Para los Responsables de la Formulación de Políticas

El sector energético es la fuente de alrededor de tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero en la actualidad y tiene la clave para evitar los peores efectos del cambio climático, quizás el mayor desafío que ha enfrentado la humanidad.

Reducir las emisiones globales de dióxido de carbono (CO2) a cero neto para 2050 es consistente con los esfuerzos para limitar el aumento a largo plazo de las temperaturas globales promedio a 1.5 °C.


Esto exige nada menos que una transformación completa de cómo producir, transportar y consumir energía.


El creciente consenso político sobre alcanzar emisiones netas cero es motivo de considerable optimismo sobre el progreso que el mundo puede lograr, pero los cambios necesarios para alcanzar emisiones netas cero a nivel mundial para 2050 no se comprenden bien.

Se necesita una enorme cantidad de trabajo para convertir en realidad las impresionantes ambiciones de hoy, especialmente dada la variedad de situaciones diferentes entre los países y sus diferentes capacidades para realizar los cambios necesarios.

Este informe especial de la AIE establece un camino para lograr este objetivo, dando como resultado un sistema energético limpio y resiliente que traería importantes beneficios para la prosperidad y el bienestar humanos.


El camino global hacia emisiones netas cero para 2050 que se detalla en este informe requiere que todos los gobiernos fortalezcan significativamente y luego implementen con éxito sus políticas energéticas y climáticas.

Los compromisos contraídos hasta la fecha están muy lejos de lo que exige ese ruta.




El número de países que se han comprometido a lograr emisiones netas cero ha crecido rápidamente durante el último año y ahora cubre alrededor del 70% de las emisiones globales de CO2.

Este es un gran paso adelante. Sin embargo, la mayoría de las promesas aún no están respaldadas por políticas y medidas a corto plazo.

Además, incluso si se cumplieran con éxito, los compromisos hasta la fecha dejarían alrededor de 22 mil millones de toneladas de emisiones de CO2 en todo el mundo en 2050.

La continuación de esa tendencia sería coherente con un aumento de la temperatura en 2100 de alrededor de 2.1 °C.

Las emisiones globales cayeron en 2020 debido a la crisis de Covid-19, pero ya se están recuperando con fuerza a medida que las economías se recuperan. Una mayor demora en actuar para revertir esa tendencia hará que el cero neto para 2050 esté fuera de nuestro alcance.

EL CERO NETO PARA 2050 DEPENDE DE UN IMPULSO SIN PRECEDENTES A LA TECNOLOGÍA LIMPIA HASTA 2030

El camino hacia las emisiones netas cero es estrecho: mantenerse en él requiere el despliegue inmediato y masivo de todas las tecnologías energéticas limpias y eficientes disponibles. En la trayectoria de emisiones netas cero presentada en este informe, la economía mundial en 2030 será aproximadamente un 40% más grande que la actual, pero utilizará un 7% menos de energía. Una parte esencial de estos esfuerzos es un importante impulso mundial para aumentar la eficiencia energética, lo que dará como resultado una tasa anual de mejoras en la intensidad energética de un promedio del 4% hasta 2030, aproximadamente tres veces la tasa promedio lograda en las últimas dos décadas.



Las reducciones de emisiones del sector energético no se limitan al CO2: en nuestro camino, las emisiones de metano provenientes del suministro de combustibles fósiles caerán un 75% en los próximos diez años como resultado de un esfuerzo global y concertado para implementar todas las medidas y tecnologías de reducción disponibles.

Las tecnologías de energía renovable cada vez más baratas dan a la electricidad la ventaja en la carrera hacia cero. Nuestro camino exige ampliar rápidamente la energía solar y eólica en esta década, alcanzando adiciones anuales de 630 gigavatios (GW) de energía solar fotovoltaica (PV) y 390 GW de energía eólica para 2030, cuatro veces los niveles récord establecidos en 2020.


  • Para la energía solar fotovoltaica, esto equivale a instalar aproximadamente cada día el parque solar más grande del mundo.

  • La energía hidroeléctrica y la nuclear, las dos mayores fuentes de electricidad con bajas emisiones de carbono en la actualidad proporcionan una base esencial para las transiciones.

  • A medida que el sector eléctrico se vuelve más limpio, la electrificación emerge como una herramienta crucial en toda la economía para reducir las emisiones.

  • Los vehículos eléctricos (EV) pasarán de alrededor del 5% de las ventas mundiales de automóviles a más del 60% en 2030.



Celular: 942-367-037



Regenerativa

Regenerando el mundo contigo

Servicios de Ingeniería y eficiencia energética de alto desempeño

Comments


bottom of page