top of page
  • Foto del escritorRegenerativa

GOBERNANZA PARA GUIAR LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

El papel del gobierno en la creación de sistemas de energía limpia

Introducción:


Teniendo en mente los conceptos y componentes clave de la transición energética, ¿cómo pueden los gobiernos actuar como líderes y facilitadores del cambio? En esta sección, exploraremos acciones que pueden marcar el camino hacia un futuro panorama energético sostenible e inclusivo.


  • Para guiar la transición energética, los gobiernos deberán desempeñar un papel importante en la promoción de la adopción de energías renovables, al tiempo que desalientan el uso de combustibles fósiles contaminantes.

  • Las medidas vitales para permitir esto incluyen ampliar la electrificación, apoyar la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías, promover la eficiencia energética y garantizar que la energía sea accesible y asequible para todos. Antes de abordar los poderes que pueden emplear los gobiernos, veamos por qué debemos actuar lo antes posible.

Tomar medidas tempranas

La transición energética debe encaminarse. Existen brechas significativas entre lo que estamos haciendo y lo que se necesita para limitar el calentamiento global. Tomar medidas tempranas para cambiar esta trayectoria es crucial por varias razones:


  1. Puede ayudar a prevenir un calentamiento climático severo e irreversible. Como vimos en la lección anterior, la creación de sistemas de energía limpia requerirá numerosos cambios sociales y de infraestructura. Esto no se puede lograr de la noche a la mañana, y los retrasos sólo acortarán nuestro plazo para cumplir con el Acuerdo de París (un acuerdo legalmente vinculante firmado por los gobiernos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar el cero neto para 2050). Empezar temprano significa que los gobiernos pueden fijar objetivos, políticas y estrategias implementadas para transformar el sistema energético de una manera efectiva, oportuna y manejable.

  2. Tiene sentido financiero. A medida que se agoten las reservas de combustibles fósiles, los precios de estos recursos finitos aumentarán. En comparación, la energía renovable es cada vez más barata y el riesgo de inversión está disminuyendo. Sólo una vez que se amplíen las tecnologías verdes se podrán eliminar gradualmente los combustibles fósiles. Por lo tanto, un ritmo lento de progreso ahora conducirá a una producción de energía futura más costosa. Se ha estimado que una transición rápida que elimine los combustibles fósiles para 2050 ahorraría billones de dólares estadounidenses. Esto sin siquiera tener en cuenta los daños climáticos (eventos climáticos extremos, incluidos huracanes, sequías e incendios forestales, y cambios graduales como el aumento del nivel del mar) que una acción temprana evitaría y los beneficios colaterales de la energía limpia, como la reducción de la contaminación del aire.

  3. Obtendrá recompensas económicas. Invertir tempranamente en energía y tecnologías renovables permitirá a los gobiernos capitalizar las innovaciones y obtener una ventaja competitiva en el mercado global de soluciones de energía limpia.4

  4. Resuelve la inseguridad energética global. Reducir la dependencia de los combustibles fósiles importados hace que los países sean menos vulnerables a las interrupciones del suministro y las fluctuaciones de precios en el mercado energético mundial. Promueve la autosuficiencia para satisfacer las necesidades energéticas y hace que los sistemas energéticos nacionales sean más resilientes.

  5. Inspira y motiva a las naciones a seguir su ejemplo. Cuando los gobiernos predican con el ejemplo y muestran los beneficios de adoptar soluciones de energía limpia, se crea un impulso para una transición energética global. La colaboración internacional se vuelve más factible y el esfuerzo colectivo puede tener un impacto significativo y positivo en la reducción de las emisiones de carbono del mundo.

Aprovechar la curva en S

El cambio no es lineal. En cambio, las transiciones importantes tienden a seguir una “curva en S”. Cuando surgen por primera vez nuevas ideas y tecnologías, el crecimiento tiende a ser pequeño. Piense en los primeros automóviles o teléfonos móviles: hay pocos que adopten tempranamente tecnologías novedosas, ya que tienden a ser costosas y riesgosas. Esta etapa se llama fase de emergencia; eche un vistazo a la Figura 1 a continuación.

Gradualmente, el crecimiento se acelera a medida que la tecnología probada se difunde, los costos se reducen y se produce una transición imparable. Esto se conoce como fase de difusión. El crecimiento en esta etapa puede ralentizarse, detenerse o incluso disminuir en lo que se denomina “puntos de inflexión”. Esto puede deberse a la competencia, la saturación del mercado, regulaciones estrictas, cambios de financiación, problemas de escala y desastres naturales.

Finalmente, el crecimiento se estabiliza a medida que se alcanza toda la demanda potencial de la nueva tecnología. Esto se llama fase de culminación.


Figura 1: El despliegue de tecnología sigue una curva en S desde una lenta adopción temprana (fase de emergencia) hasta una adopción generalizada (fase de difusión) y una meseta final de crecimiento (fase de culminación). (Adaptado de: Grubb et al., 2020)


Muchas tecnologías críticas en la transición energética, como los paneles solares y las turbinas eólicas, se encuentran en las primeras etapas de la curva S.


  1. ​Para mantener la transición energética en marcha, debemos garantizar que las tecnologías alcancen su máximo potencial en el tiempo adecuado.

  2. Los gobiernos pueden ayudar a garantizar esto reduciendo y eliminando obstáculos, creando alianzas y realizando inversiones específicas, utilizando una variedad de poderes que analizaremos ahora.


Celular: 942-367-037

Link de WhatsApp





Regenerative

Regenerando el mundo contigo

Servicios de Ingeniería y eficiencia energética de alto desempeño

Commentaires


bottom of page