top of page
  • Foto del escritorRegenerativa

¿En que era esta tu País para la transición energética?

Cualquiera que sea la era en la que se encuentre actualmente su país, todos los países deben esforzarse por llegar a la era del consumo.

Echemos un vistazo a por qué este es el caso para una transición energética exitosa.

Los principales facilitadores de la transición energética (descentralización, electrificación, digitalización y eficiencia energética) dependen todos de la acción de los consumidores.



  • Descentralización: Por el lado de la oferta, la descentralización es crucial y los consumidores deben desempeñar un papel central en la generación de energía. Al instalar paneles solares en los tejados o invertir en proyectos energéticos comunitarios, los consumidores se convierten en "prosumidores": productores y consumidores de energía. Esto se ha convertido cada vez más en el foco de la era mercantil.

  • Hasta ahora, el lado de la demanda de la transición energética ha quedado en gran medida en un segundo plano. Pero abordar este aspecto de las cosas podría reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero provenientes de usos finales hasta en un 70% para 2050, en comparación con ninguna acción.

 

  1. Electrificación: Los consumidores deben ser parte de la electrificación generalizada de la energía de uso final.

  2. Digitalización: a medida que se utilice cada vez más electricidad, la digitalización será fundamental para gestionar la demanda. Hacer que los consumidores formen parte de un sistema “inteligente” que utilice tecnologías digitales para registrar y gestionar el uso de energía garantizará que la oferta y la demanda coincidan.

  3. Eficiencia energética: Es necesario reducir el uso de energía mediante la eficiencia energética. El compromiso y la motivación de los consumidores son vitales para promover el cambio de comportamiento. Es necesario dotar a las personas de información y herramientas para adoptar prácticas energéticamente eficientes. Esto puede deberse tanto a través del estilo de vida como de las elecciones del consumidor.

 

Los consumidores también deben estar en el centro de la transición energética para aprovechar los beneficios colaterales.


Todos consumimos energía en nuestra vida cotidiana, desde calentar y enfriar nuestros hogares hasta cocinar, trabajar y viajar. Hacer que el sistema sea más eficiente, resiliente y sostenible involucrando a los consumidores ofrece una variedad de beneficios.

Esto incluye facturas de energía más bajas, mayor acceso a la energía, alivio de la pobreza, mejor salud y bienestar y mejor calidad del aire. En definitiva, situar a los consumidores en el centro de la transición energética podría generar ahorros de costes de entre el 40% y el 60%.

Es claramente importante hacer que los consumidores sean centrales para los futuros sistemas de energía limpia. Pero es necesario que haya transparencia y protección. Esto significa hacer que la información esté disponible y sea clara, garantizando la privacidad y seguridad de los datos, precios justos y supervisión regulatoria.

Trabajar juntos en todos los sectores

La transición energética es multifacética. Por lo tanto, no puede ser el sector energético el único que impulse estos cambios. La transición hacia sistemas de energía limpia requiere la participación de muchos sectores.

Necesitamos que el sector de la vivienda se una, para abordar la eficiencia energética y descarbonizar la energía de uso final, que el sector del transporte adopte la electrificación y que el sector de la tecnología fomente soluciones innovadoras de energía limpia.

La responsabilidad se extiende incluso a sectores como la educación y el trabajo.

Como vio en la sección anterior, necesitamos una fuerza laboral calificada para implementar todos estos cambios, investigación para encontrar formas de avanzar y conocimiento para promover cambios de comportamiento. Y piense en algunas de las superposiciones del sector de la salud a la hora de aprovechar los beneficios colaterales de un aire más limpio y una mejor salud y bienestar.

Por tanto, es necesario involucrar a numerosos sectores en la transición energética, pero no pueden trabajar de forma aislada. Por ejemplo, electrificar vehículos requiere infraestructura, tecnologías digitales, inversión y mano de obra cualificada.

También proporciona beneficios para la salud al reducir la contaminación del aire.

Adoptar un enfoque colaborativo combina el conocimiento, las habilidades y los recursos de muchos sectores diferentes. Garantiza que las políticas y estrategias se desarrollen de manera integral y que las medidas superpuestas estén alineadas y sean consistentes. Aunque esto es un desafío, esto se puede hacer (y se está haciendo) en la práctica.

Eche un vistazo a algunos ejemplos a continuación para ver cómo diferentes sectores se unen para abordar un único problema relacionado con la energía.


Ejemplos del mundo real: colaboración intersectorial
Salud India

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) India está trabajando con HSBC India y socios de desarrollo en el sector de la salud para ofrecer soluciones de energía limpia para la atención médica en varios estados de la India.


El proyecto aborda la falta de conexión eléctrica fiable y la dependencia de generadores diésel en los centros sanitarios mediante la instalación de energía renovable descentralizada.


La iniciativa conjunta tiene como objetivo abordar los desafíos interrelacionados de la transición energética y el acceso equitativo a mejores servicios de salud.

Implica reducir las emisiones de carbono mediante la descarbonización del sector de la salud y el establecimiento de nuevos servicios de salud y la mejora de los existentes en áreas desatendidas o insuficientemente atendidas.



Celular: 942-367-037

Link de WhatsApp





Regenerativa

Regenerando el mundo contigo

Servicios de Ingeniería y eficiencia energética de alto desempeño

Comments


bottom of page