top of page
  • Regenerativa

El Comisionamiento: la Cautelosa Estrategia de Ahorro de Energía

Durante siglos, los constructores de barcos han "comisionado" los barcos para asegurarse de que estén listos para el servicio; un proceso de gestión de riesgos que incluye la instalación y prueba del equipo y garantizar que los problemas se corrijan y que la tripulación esté capacitada para mantener el rendimiento (Haasl y Heinemeier 2006a). Después del Comisionamiento inicial, los barcos se inspeccionan y reparan de forma rutinaria ("retro Comisionamiento") para mantener su rendimiento. En este sentido, las personas incluso encargan (inspeccionan/reparan) rutinariamente sus automóviles. Las primeras formas del Comisionamiento en edificios datan de la década de 1950 en Europa, pero podría decirse que no aparecieron en los Estados Unidos hasta varias décadas más (NEMI 2001). El Comisionamiento de edificios para el ahorro de energía pasó de ser objeto de proyectos de investigación en la década de 1980.

Este informe se centra en el Comisionamiento en lo que respecta al rendimiento energético en los edificios, aunque a menudo se entrelazan otros temas (en particular, en el entorno interior). Si bien el Comisionamiento puede parecer algo que sería una "práctica estándar" (y muchos propietarios de edificios asumen erróneamente que lo es), frecuentemente son pocos los edificios comisionados, especialmente para el ahorro de energía. Como resultado, los edificios están plagados de problemas (Figura 1).


Figura 1. Salón de la vergüenza: evidencia visible de los problemas abordados por el Comisionamiento.


Actualmente esto está cambiando aunque de manera lenta, el Comisionamiento se utiliza hoy en día para ahorrar energía en edificios ordinarios en los que no se ha hecho ningún esfuerzo particular para utilizar estrategias de eficiencia energética o para garantizar y maximizar el rendimiento de las medidas específicas de eficiencia energética. Los resultados son muy impresionantes. Los estudios de casos de esfuerzos de puesta en marcha a gran escala muestran ahorros de energía y tiempos de recuperación atractivos (Tabla 2).


Figura 2. Salón de la vergüenza: evidencia visible de los problemas abordados por el Comisionamiento.


El Comisionamiento es una de las estrategias más potentes y, sin embargo, menos entendidas para gestionar el uso de energía, los costes y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas en el sector de los edificios.

Una encuesta de la industria en 2005 estimó que muy por debajo del 5% de los edificios existentes y hasta el 38% de los edificios "comisionables" de construcción nueva se habría comisionado (NEMI 2005). Una encuesta anterior en California estimó que el 0,03% de los edificios existentes y el 5% de las construcciones nuevas se habían comisionado (PECI 2000). La primera encuesta probablemente abordó todos los tipos de Comisionamiento, mientras que la última se centró en cuestiones energéticas.

No existe un censo nacional que defina cuántos edificios son candidatos para el servicio de Comisionamiento, pero los profesionales dicen que tienen dificultades para encontrar edificios que no se beneficien de la práctica. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) declaró que 88 de sus 122 centros de datos de pronóstico del tiempo necesitan ser comisionados, y había completado 47 de ellos para 2004 (Lundstrom 2004).


bottom of page